Pierre de COUBERTIN

Genealogía Pierre de COUBERTIN

Escritores, Otros deportes

FrancésNacido/a Pierre-Charles FREDY

Pedagogo e historiador francés, fundador de los Juegos Olímpicos modernos y del Pentatlón moderno.

Nacido/a en 1863 en Paris , Francia

Fallecido/a el 02 Septiembre 1937 en Genève , Suiza

Árbol genealógico

Señalar un error

Este formulario permite señalas un error o un complemento a la siguiente genealogía: Pierre DE COUBERTIN (1863)

Más informaciones

Pierre Fredy de Coubertin, barón de Coubertin (París, Francia, 1 de enero de 1863-Ginebra, Suiza, 2 de septiembre de 1937), era un pedagogo e historiador francés, fundador de los Juegos Olímpicos modernos y del Pentatlón moderno.

...  
Biografía


Primeros años
Su padre, el barón Carlos Luis de Coubertin, quería que fuera militar, pero su temperamento sensible chocó con la dura disciplina de la Escuela Especial Militar de Saint-Cyr. Decidió dedicarse a la pedagogía, donde se sintió realizado por sus ideales. Se mudó a Inglaterra para perfeccionar sus estudios, donde conoce la «singular» doctrina del cristianismo muscular: la búsqueda de la perfección espiritual por medio del deporte y la higiene. Uno de los más destacados seguidores de esta ideología.
Comienza a divulgar estos métodos por toda Francia: Crea sociedades atléticas en los institutos que se asocian en la Union des sociétés françaises de sports athlétiques. Funda la primera revista dedicada al deporte: la Revue Athlétique, logrando que el gobierno francés acceda a incluirla en sus programas de la Exposición Universal de 1889.
El ministro de educación le envía a los Estados Unidos para que continúe su investigación sobre los métodos de enseñanza. El deporte comenzó a ser tomado en serio. De ser practicado por minorías o en el colegio, pasa a estar de moda y despertar entusiasmo.


Fundador del movimiento Olímpico
Pierre comienza a soñar con unir en una extraordinaria competición a los deportistas de todo el mundo, bajo el signo de la unión y la hermandad, sin ánimo de lucro y solo por el deseo de conseguir la gloria, competir por competir, como dice la frase de Ethelbert Talbot «Lo importante no es vencer, sino participar», frase mal atribuida a Pierre de Coubertin. La idea de Coubertin parecía insensata y chocó con mucha incomprensión.
Intentando convencer a todos, viajó por todo el mundo hablando de paz, comprensión entre los hombres y de unión, mezclándolo todo con la palabra Deporte. Al fin, en la última sesión del Congreso Internacional de Educación Física que se celebró en la Sorbona de París, el 26 de junio de 1894, se decide instituir los Juegos Olímpicos.
En Inglaterra, esta idea no es bien recibida y la opinión pública decide quedar al margen. Alemania reaccionó intentando boicotear los juegos. Grecia se opone, y su jefe de gobierno, Tricoupis, quiso impedir su realización, pues aquel lío salía muy caro a su país.
Coubertin consiguió que el príncipe heredero de Grecia, el duque de Esparta, intercediera ante el káiser Guillermo, emperador de Alemania cuñado suyo, convenciendo a los ingleses y a su propio Gobierno. El príncipe consigue que se emita una serie de sellos conmemorativos para conseguir el dinero para los juegos. Además crea una suscripción pública con tan buenos resultados que consigue que Jorge Averof, un griego millonario quien emigró a Alejandría siendo muy joven, corra con los gastos de la reconstrucción del estadio de Atenas.
El 24 de marzo de 1896, día de Pascua de Resurrección, el duque de Esparta, tras un discurso, descubre la estatua del mecenas Jorge Averof. El rey Jorge de Grecia pronuncia por primera vez las palabras rituales: «Declaro abierto los Primeros Juegos Olímpicos Internacionales de Atenas». Este modesto principio sería el origen del movimiento olímpico moderno.


Presidente del Comité Olímpico Internacional
Coubertin asumió la presidencia del COI cuando Demetrius Vikelas renunció después de los Juegos Olímpicos en Atenas. A pesar del éxito inicial, el Movimiento Olímpico enfrentó tiempos difíciles, ya que los Juegos de 1900 y 1904 fueron absorbidos por las Ferias Mundiales en las mismas ciudades y recibieron poca atención.
Los Juegos Intercalados de 1906 revivieron el impulso y los Juegos Olímpicos se han convertido en la competición deportiva más importante del mundo.[2]​ Coubertin creó el pentatlón moderno para los Juegos Olímpicos de 1912, y posteriormente renunció a su presidencia del COI después de los Juegos Olímpicos de 1924 en París. Fue sucedido como presidente, en 1925, por el belga Henri de Baillet-Latour.
Un aspecto de su mandato que ha causado controversia es que estaba en contra de la participación femenina en eventos deportivos. Coubertin argumentaba que la participación femenina en deportes era antiestética, poco práctica, poco interesante e incorrecta. Además, Coubertin dijo una vez que "Las mujeres sólo tienen una labor en el deporte: coronar a los campeones con guirnaldas".[3]​[4]​


Escultismo
En 1911, Pierre de Coubertin fundó la organización de escultismo Éclaireurs Français (EF), que más tarde se fusionó para formar Éclaireuses et Éclaireurs de France.[5]​


Vida personal
En 1895, Coubertin se casó con Marie Rothan (1861-1963), hija de amigos de la familia. Su hijo Jacques (1896-1952) se enfermó después de haber estado demasiado tiempo al sol cuando era un niño pequeño. Su hija Renée (1902-1968) sufrió trastornos emocionales y nunca se casó. Marie y Pierre intentaron consolarse con dos sobrinos, pero fueron asesinados en el frente en la Primera Guerra Mundial. Coubertin murió de un ataque al corazón en Ginebra, Suiza, el 2 de septiembre de 1937 y fue enterrado en el cementerio de Bois-de-Vaux en Lausana.[6]​[7]​[8]​


Legado
El lema olímpico Citius, Altius, Fortius (más rápido, más alto, más fuerte) fue propuesto por Coubertin en 1894 y ha sido oficial desde 1924. El lema fue acuñado por Henri Didon, un amigo de Coubertin, para una reunión de jóvenes.[9]​
La medalla Pierre de Coubertin es un premio otorgado por el Comité Olímpico Internacional a aquellos atletas que demuestren el espíritu deportivo en los Juegos Olímpicos. Esta medalla es considerada por muchos atletas y espectadores como el premio más alto que puede recibir un atleta olímpico, incluso mayor que una medalla de oro. El Comité Olímpico Internacional lo considera su mayor honor.[10]​
Un planeta menor, 2190 Coubertin, fue descubierto en 1976 por el astrónomo soviético Nikolai Chernykh y recibe su nombre en su honor.[11]​
La calle donde se encuentra el Estadio Olímpico de Montreal (que acogió los Juegos Olímpicos de 1976) recibió el nombre de Pierre de Coubertin, lo que le dio al estadio la dirección 4549 Pierre de Coubertin Avenue. Es el único Estadio Olímpico del mundo que se encuentra en una calle que lleva el nombre de Coubertin. También hay 2 escuelas en Montreal que llevan el nombre de Pierre de Coubertin.


Véase también
Portal:Juegos Olímpicos. Contenido relacionado con Juegos Olímpicos.
Comité Olímpico Internacional


Referencias


Enlaces externos

Wikiquote alberga frases célebres de o sobre Pierre de Coubertin.
Wikimedia Commons alberga una galería multimedia sobre Pierre de Coubertin.
Página oficial del Comité Olímpico Internacional (en inglés).



Biografía aportada por Wikipédia (ver el original) bajo licencia CC BY-SA 3.0


 

Orígenes geográficos

El siguiente mapa indica los lugares de origen de los antepasados del personaje.

Descargando... Al descargar la tarjeta se ha producido un error