Jacques FESCH

Genealogía de Jacques FESCH

Asesinos

FrancésNacido/a Jacques FESCH

Criminal francés

Nacido/a el 6 de abril de 1930 en Saint-Germain-en-Laye, France , Francia

Fallecido/a el 1 de octubre de 1957 en Paris, France

Árbol genealógico

Señalar un error

Este formulario permite señalar un error o un complemento a la siguiente genealogía: Jacques FESCH (1930)

Más informaciones

Jacques Fesch (Saint-Germain-en-Laye, 6 de abril de 1930-París, 1 de octubre de 1957) es un reconocido converso francés. Encarcelado por el asesinato precipitado de un policía luego de un intento de atraco, se arrepintió profundamente de su crimen y se convirtió en un católico piadoso durante su confinamiento de tres años y medio. Fue condenado a morir en la guillotina a la edad de veintisiete años. Mientras permanecía en la prisión de La Santé a la espera de su ejecución, inició un diario espiritual dedicado a su hija Véronique de seis años de edad. En la última página de ese diario, publicado después de su muerte, escribió:

...   Jacques Fesch (Saint-Germain-en-Laye, 6 de abril de 1930-París, 1 de octubre de 1957) es un reconocido converso francés. Encarcelado por el asesinato precipitado de un policía luego de un intento de atraco, se arrepintió profundamente de su crimen y se convirtió en un católico piadoso durante su confinamiento de tres años y medio. Fue condenado a morir en la guillotina a la edad de veintisiete años. Mientras permanecía en la prisión de La Santé a la espera de su ejecución, inició un diario espiritual dedicado a su hija Véronique de seis años de edad. En la última página de ese diario, publicado después de su muerte, escribió:



La Iglesia católica reconoció su arrepentimiento y su conversión en la cárcel, y se abrió el proceso para su beatificación. Entidades como la Comunidad de San Egidio —un movimiento internacional de laicos que alega en contra de la pena de muerte— han visto en el caso de Jacques Fesch un ejemplo concreto de la ineficacia de tal sistema de condena, tanto como elemento disuasivo de la acción criminal cuanto por el desprecio por la vida que entraña.[2]​


Primeros años
Georges Fesch, su padre, era un rico banquero de origen belga, culto, amante de las artes y que se confesaba ateo, distante de su hijo e infiel a su esposa Marthe, mujer de sensibilidad pero a la que le resultaba difícil manifiestarla; la fuerte personalidad de su esposo se imponía en exceso a la suya propia y acabarían divorciándose.
Jacques recibió una educación cristiana pero abandonó la religión a la edad de 17 años. A los 21 años, se casó con su novia embarazada, Pierrette, en una ceremonia civil. El padre de ella le consiguió un puesto en su banco, viviendo la vida de un playboy. Tuvieron una hija, Véronique, y fruto de una aventura pasajera con otra mujer él fue padre de un hijo, Gérard. Desilusionado con su vida, soñaba con escapar a navegar alrededor del Pacífico Sur, pero sus padres se negaron a pagarle un barco.


El crimen
El 24 de febrero de 1954, para financiar la compra de su barco, tramó, en un estado próximo a la enajenación, robar una importante cantidad de dinero a Alexandre Sylberstein, un cambista. Después de agredirle físicamente para conseguir el botín, Sylberstein, aún consciente, logró dar la alarma. Fesch huyó, perdiendo sus gafas. Durante su huida atropellada disparó tres veces con su arma de fuego al agente Jean-Baptiste Vergne, que murió en el acto. Minutos más tarde fue detenido. Asesinar a un oficial de policía era un crimen que se castigaba con la pena de muerte. El juicio se desarrolló en un ambiente de espectáculo pues la sociedad, inflamada por los informes de la prensa, se manifestó decididamente a favor de su ejecución. La Cour d'Assises de París lo condenó a la guillotina el 6 de abril de 1957.


Conversión religiosa
Al principio a Fesch le era indiferente su situación y no se interesó por la fe católica, a la que tanto su abogado como el capellán de la prisión intentaron acercarle, puesto que se preocupaban por su situación. Sin embargo, un año después experimentó una primera conversión a la fe, que progresó conforme transcurrió el tiempo, lo que lo convirtió en un hombre de religiosidad sincera. Se carteó regularmente, en particular con quien fue su "pequeño hermano espiritual", el padre Thomas, religioso benedictino de la abadía de La Pierre-qui-Vire, y con la madre de su esposa, Mme. Polack, a la que cariñosamente trató en sus cartas como "mamá".
En los dos últimos meses de su vida previos a su ejecución, escribió un diario, verdadero compendio espiritual que dedicó a su hija Véronique quien entonces tenía 6 años, y por la que siente compasión sincera, al igual que por su esposa y sus familiares, pues comprende cuánto han de sufrir a causa de la situación por él mismo provocada.
Jacques reconoció su culpa, lamentó grandemente el mal que había ocasionado, pero en su camino hacia Dios se ofrece sin ambages a la Misericordia divina, que no espera de los pecadores más que un simple gesto de acercamiento.
Jacques aceptó su sentencia de muerte con una serenidad poco común, incluso con la alegría espiritual de poder ofrecer su vida por todos. La tarde antes de su ejecución se unió a su esposa mediante matrimonio religioso, realizado por poderes, pues a ella no le fue permitido entrar en la prisión (Pierrette asistió a la Misa de esponsales en la iglesia de Saint-Germain-en-Laye, él leyó la Misa en su celda asistido por el P. Thomas).
La última página del diario espiritual: "Dentro de cinco horas veré a Jesús", es el nombre que lleva la edición impresa del mismo.
Un llamamiento a la clemencia al presidente de la República francesa René Coty fracasó, y por tanto se ejecutó la sentencia. Fue guillotinado (tenía entonces 27 años), en la madrugada del 1 de octubre, festividad de santa Teresa de Lisieux, referente excluyente de su escalada hacia la espiritualidad del amor. El siervo de Dios Jacques Fesch fue sepultado en el cementerio de Saint-Germain-en-Laye, su ciudad natal, en el extrarradio de París.


Legado
Después de su muerte, su esposa y su hija honraron su memoria con dignidad y discreción. Al principio el público no se interesó por el personaje, pero fue gracias al Padre Augustin-Michel Lemonnier, y especialmente a la intervención de la religiosa Sor Véronique, del Carmelo de San Remo (Italia), que la familia facilitó la publicación de sus escritos, y desde la década de 1970 estos han servido de ejemplo para muchos.
El 21 de septiembre de 1987, el arzobispo de París, cardenal Jean-Marie Lustiger, abrió una investigación diocesana sobre su vida; la causa de su beatificación fue emprendida formalmente en 1993. Ha sido objeto de controversia por parte de quienes sostienen que sus crímenes lo hicieron indigno como modelo a seguir.



El cardenal Jean-Marie Lustiger respondió a estas objeciones, en una entrevista concedida a un diario de París:



Asimismo, otros hacen hincapié en la esperanza de su conversión final, en consideración a la frase del Evangelio de Lucas: «Habrá en el Cielo más alegría por un pecador arrepentido que por noventa y nueve justos que no necesitan arrepentirse» (Lucas 15:7).




Asociación
Asociación "Les Amis de Jacques Fesch". Página web en francés : https://web.archive.org/web/20130113034221/http://amisdejacquesfesch.fr/


Referencias


Bibliografía y correspondencia
Diario de Prisión de Jacques Fesch : « Dentro de cinco horas veré a Jesús ». Ediciones Palabra / Astor (Madrid, 1995)
Augustin-Michel Lemonnier: Luz sobre el patíbulo y Célula 18. Cartas desde la cárcel de
Jacques Fesch. Colección: varios pastoral y catequesis; Editions Ouvrières (1972 y 1991).

http://www.fluvium.org/textos/dolor/dol68.htm
http://www.alfayomega.es/Revista/1996/037/desdelafe/reportaje2.htm (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial, la primera versión y la última).
Libro sobre la vida de Jacques Fesch: Javier Sicilia. El reflejo de lo oscuro. Colección Tierra Firme ; (México, 1997)



Biografía aportada por Wikipedia (ver el original) bajo licencia CC BY-SA 3.0

 

Orígenes geográficos

El siguiente mapa indica los lugares de origen de los antepasados del personaje.

Descargando... Al descargar la tarjeta se ha producido un error