Robert FULTON

Genealogía de Robert FULTON

Inventores, Científicos

AmericanoNacido/a Robert FULTON

Creador del barco

Nacido/a el 14 de noviembre de 1765 en Little Britain, Pennsylvania, USA , Estados Unidos

Fallecido/a el 24 de febrero de 1815 en New York City, New York, USA

Árbol genealógico

Señalar un error

Este formulario permite señalar un error o un complemento a la siguiente genealogía: Robert FULTON (1765)

Más informaciones

Robert Fulton (Quarryville, 14 de noviembre de 1765 - Nueva York, 24 de febrero de 1815) fue un ingeniero, empresario e inventor estadounidense, conocido por haber desarrollado el primer barco de vapor, que se convirtió en un éxito comercial, y por ser pionero en el desarrollo de los primeros submarinos hacia el 1800.

...   Robert Fulton (Quarryville, 14 de noviembre de 1765 - Nueva York, 24 de febrero de 1815) fue un ingeniero, empresario e inventor estadounidense, conocido por haber desarrollado el primer barco de vapor, que se convirtió en un éxito comercial, y por ser pionero en el desarrollo de los primeros submarinos hacia el 1800.


Vida y carrera
Robert Fulton nació en Quarryville, Pensilvana. Pudo haberse interesado por primera vez en las máquinas de vapor en 1777 cuando, a la edad de 12 años, visitó al delegado de Láncaster William Henry, que había estudiado la máquina de vapor de James Watt en una visita a Inglaterra. A su vuelta, Henry construyó su propia máquina y en 1763 (dos años antes del nacimiento de Fulton) intentó colocarla como motor de un barco, que terminó hundiéndose.

Cuando Fulton alcanzó la mayoría de edad, en 1786, partió a Inglaterra para estudiar pintura. En este país hizo su primer invento, que consistía en un sistema de elevadores aplicado a la navegación interna.
Ya en 1793 había propuesto planes para la construcción de barcos de vapor a los gobiernos británico y estadounidense, y en Inglaterra conoció al duque de Bridgewater, cuyo canal usaría poco tiempo después para hacer las pruebas de una barcaza a vapor, y quien más tarde compraría barcos de vapor a William Symington. Symington había logrado con éxito hacer navegar barcos de vapor en 1788, y es muy probable que Fulton estuviese al tanto de estos desarrollos.


Pionero en el diseño de submarinos
En 1797 Fulton se fue a Francia, donde el marqués Claude de Jouffroy había construido un barco de vapor propulsado mediante ruedas de paletas en 1783. Ahí comenzó a experimentar con submarinos y torpedos navales. Diseñó su primer submarino de hélice, denominado el Nautilus, por encargo de Napoleón Bonaparte. El Nautilus fue probado por primera vez en 1800, siendo diseñado como un arma capaz de ser usada para derrotar a una potencia, como Gran Bretaña (por aquellos años Estados Unidos y Gran Bretaña estaban enemistados). Los oficiales ingleses, al saber del proyecto lo desestimaron, a lo cual Fulton respondió que la destrucción de una potencia naval como Gran Bretaña terminaria con los tiranos, asegurando la libertad de los mares y protegiendo su tierra natal, los Estados Unidos. Junto al Nautilus, por estos años Fulton diseñó una bomba flotante, denominada Carcasa (en inglés: Carcass), la cual pesaba 30 libras, consistente en un cilindro de cobre que portaba la carga de pólvora negra y era remolcado por el submarino. Tanto el Nautilus como la Carcasa fueron probados en mar abierto, en agosto de 1800, en Le Havre. Una nueva prueba fue realizada en septiembre, en La Hougue, y si bien en un momento fuertes corrientes forzaron el submarino hacia la costa, Fulton consiguió el objetivo de probar la validez de su invento, consiguiendo pasar unas 6 horas sumergido. Esto fue clave para que en febrero de 1801 le llegase un premio de 10.000 francos en concepto de realizar nuevas pruebas, sumado a un bonos por hundir cualquier buque británico. En agosto de ese año, en las afueras de Brest, Fulton consiguió aproximarse, soltar una carga explosiva de 20 libras y hundir un pequeño buque designado como blanco, marcando un nuevo inicio en la Historia en cuanto a guerra submarina se refiere. Habiendo testeado definitivamente su arma, Fulton recorrió la costa buscando buques ingleses, pero no pudo hallar ninguno. Posteriormente, de regreso en París, fue informado de los deseos de Napoleón de ver al submarino, pero Fulton se negó, argumentando que había sido desguazado y que no deseaba divugar conocimiento sobre su arma. Esto terminó la relación con el gobierno de Francia y si bien Fulton permaneció allí hasta 1804, partió, bajo un falso nombre, hacia Gran Bretaña.
En junio de 1804 el ministro británico creó una comisión para evaluar un sumergible de Fulton. La comisión la integraban Sir Joseph Banks, Mr. Canvesdih, Sir Home Riggs Popham, el Mayor Congreve y Mr. John Rennie. Tras varias semanas de trabajo la comisión determinó que el proyecto era inviable.[1]​ Sin embargo, Fulton testeó su nuevo sumergible, llamado Messenger, tanto en pruebas en aguas inglesas como en combate contra la flota francesa, hasta inicios 1805, siendo ambos poco exitosos. En 1805 tuvo un experimento exitoso, logrando hundir al buque Dorothea, el cual había sido comprado para usarse como blanco; esto impresionó al gobierno británico, pero la victoria inglesa en Trafalgar en octubre y la derrota francesa hizo innecesario mayores gastos en defensa y, como sus servicios ya no eran requeridos, partió en 1806 hacia Estados Unidos.


El primer barco de vapor comercial
En 1800 conoció a Robert R. Livingston, embajador de los Estados Unidos (padre de la que luego fuera su esposa), y decidieron construir un barco de vapor y probarlo en el río Sena. Fulton experimentó con la resistencia al agua de diferentes quillas de barcos, haciendo diseños y modelos e incluso hizo construir un barco de vapor completo. Su primer prototipo se hundió, pero lo reconstruyó y fortaleció el armazón. El 9 de agosto de 1803, el barco navegó río arriba bajo la atenta mirada de una multitud de personas. El barco tenía 20 metros de eslora, 2,4 m de manga y alcanzaba una velocidad de 5 a 6 km/h contra corriente y a corriente normal de 7 a 9 km/h.
En 1802, el Charlotte Dundas de Symington había remolcado dos barcazas de 70 toneladas por el canal Forth y Clyde, en Escocia, demostrando la utilidad de la potencia desarrollada por la máquina de vapor. Aunque Fulton probablemente nunca llegó a ver este barco, al parecer mantenía correspondencia con Henry Bell, que sí estaba tomándose un cierto interés en ello. Fulton trabajaba ahora en los experimentos con torpedos, ayudando también a William Murdoch en el diseño y detalles técnicos de su máquina de vapor. Cuando estuvo terminada, la hizo enviar a Nueva York, a donde regresó en 1806. Ahí se construyó el barco que se convertiría en el primer barco de vapor a paletas comercialmente viable.
A este barco se le llama a menudo Clermont, aunque de hecho nunca llegó a llamarlo así, y se solía referir a él como el barco de vapor del río Norte. Clermont era el nombre del lugar al que el barco de vapor se dirigió en su primer viaje, a 177 km de distancia por el río Hudson. El viaje a Albany continuó después de una parada de 20 horas en Clermont.
El viaje inicial del monstruo de Fulton se describió en una publicación de 1870 [1]:



Fulton patentó su diseño del barco de vapor el 11 de febrero de 1809, construyó más barcos y diseñó el primer barco de guerra impulsado a vapor, que se llamaría Demologos. No llegaría a verlo completado. Fue bautizado finalmente Fulton the First, en su honor.


Últimos años
La patente garantizó a Fulton el privilegio de ser durante treinta años el único proveedor para el tráfico de buques de vapor de Nueva York. La competencia estaba prohibida por ley. Thomas Gibbons, un empresario que se dedicaba a los barcos de vapor, contrató a Cornelius Vanderbilt para llevar pasajeros entre Nueva York y Nueva Jersey por un precio más barato durante unos seis meses. En 1824, en el caso Gibbons vs. Ogden, la Corte Suprema suprimió el monopolio de Fulton, entendiendo que los estados no pueden regular legalmente el comercio interestatal. Los precios de los pasajes cayeron de forma inmediata de siete a tres dólares y el tráfico se incrementó dramáticamente. Fulton fue incapaz de competir con los precios tan bajos ofrecidos por Gibbons y Vanderblit, por lo que terminó en bancarrota.
Burton W. Folsom, Jr. acusa a Fulton en su obra The Myth of the Robber Barons de ser lo que denomina un empresario político: un hombre de negocios que busca ganar beneficio a través de subsidios, proteccionismo, contratos gubernamentales u otros acuerdos favorables con gobiernos a través de la influencia política en lugar de la competencia justa en el mercado.
Murió de pleuritis a la edad de 49 años. Está enterrado en el Cementerio de la Iglesia de la Trinidad, en Manhattan, N.Y.


USS Nautilus (SSN-571)
En los primeros años de la Guerra Fria, en Estados Unidos se construyó el primer submarino de propulsión nuclear de la historia, el USS Nautilus (SSN-571), de 3.533 toneladas, nombrado igual que el primer submarino de Fulton y que el submarino ficticio de Julio Verne en su legendario libro 20.000 leguas de viaje submarino (1869). El SSN-571 tuvo la particularidad de ser el primero de propulsión nuclear en navegar (17 de enero de 1955), como así ser el primero en penetrar el duro hielo del Ártico y alcanzar el Polo Norte (1958).


Referencias


Enlaces externos
Wikimedia Commons alberga una galería multimedia sobre Robert Fulton.
Lugar de nacimiento de Robert Fulton
Artículo sobre Fulton y sobre la Guerra de 1812
Historia del surgimiento de la máquina de vapor
William Symington
A Treatise on the Improvement of Canal Navigation Archivado el 31 de diciembre de 2004 en Wayback Machine., por Robert Fulton, 1796.
Capítulo XIII:Robert Fulton en Great Fortunes, and How They Were Made (1871), by James D. McCabe, Jr., Illustrated by G. F. and E. B. Bensell, a Project Gutenberg eBook.



Biografía aportada por Wikipedia (ver el original) bajo licencia CC BY-SA 3.0

 

Orígenes geográficos

El siguiente mapa indica los lugares de origen de los antepasados del personaje.

Descargando... Al descargar la tarjeta se ha producido un error